CONTORNO CORPORAL
Procedimientos quirúrgicos del cuerpo
Conocer más
FACIAL
Procedimientos quirúrgicos faciales
Conocer más
NO QUIRÚRGICOS
Procedimientos estéticos
CONOCER MÁS
MAMAS
Procedimientos quirúrgicos estéticos y reconstructivos
CONOCER MÁS

Sobre mí

Mi nombre es Denisse Hartwig y soy médico especialista en Cirugía Plástica egresada de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República. Fui Residente de la Cátedra de Cirugía Plástica Reparadora y Estética en dicha Facultad, como también del Centro Nacional de Quemados, Hospital de Clínicas Dr. Manuel Quintela. En el año 2012 obtuve el título de Especialista y desde entonces me relaciono con la docencia en la Cátedra de Cirugía Plástica, primero como asistente y luego como Profesora adjunta (Grado 3) cargo que ejerzo desde el año 2020.

Soy Miembro de la Sociedad de Cirugía Plástica del Uruguay, como también de la Federación Ibero Latinoamericana de Cirugía Plástica, de AO Fundation CMF y de UOC académico (Unidad Oncológica Cutánea, Cirugía de Mohs-Argentina).

En el área de investigación destaco; Modelos de impresión 3D para cirugía reconstructiva, proyecto ganador de premios en nuestro país y de publicaciones internacionales. Proyecto sobre productos de terapia avanzada basada en células estromales mesenquimales humanas derivadas de tejido adiposo, actualmente en desarrollo financiado por CSIC (Comisión Sectorial de Investigación Científica).

Denisse Hartwig

El bienestar y la calidad de vida de nuestros pacientes, son nuestro enfoque primordial.

Cada persona es diferente, con necesidades y aspiraciones únicas, por ello realizamos un exhaustivo estudio junto a nuestros pacientes, para determinar objetivos claros y precisos respecto al tratamiento planteado.

La cirugía plástica es un cambio físico y también mental. Consideramos fundamental que nuestros pacientes sientan la contención de un equipo profesional y comprometido, antes, durante y posterior a cada procedimiento.

Agenda tu cita

Contacto

Toxina Botulínica

La cara y el cuello son las zonas de nuestro cuerpo con mayor exposición al daño solar, y estas se van debilitando con el paso del tiempo. La contracción de los músculos faciales, forman pequeños pliegues propios de nuestros gestos y expresiones que, sumado a la perdida de colágeno y grasa en los tejidos, favorecen la aparición de las arrugas. En la piel joven estas arrugas por contracción se recuperan con mayor facilidad sin dejar marcas importantes, pero luego se vuelven cada vez más notorias y difíciles de ocultar aún cuando el músculo está relajado. Dependiendo de los hábitos y genética de cada organismo, las arrugas estarán más o menos presentes aparentando expresiones relacionadas con el enojo o el cansancio.

La toxina botulínica es un excelente tratamiento para las arrugas de expresión en cara y cuello, ya que no es un material de relleno, sino que actúa relajando suavemente los músculos faciales para lograr una expresión natural, descansada y juvenil. Para obtener los mejores resultados, el tratamiento debe ser individualizado buscando el equilibrio acorde a cada cara.

En sus inicios la toxina se utilizó para borrar estas arrugas, pero actualmente su uso contempla un mayor número de procedimientos, como por ejemplo; con fines preventivos, reubicación de cejas, y retraso de los efectos del envejecimiento. Este método puede emplearse en forma particular o complementaria a otros tratamientos quirúrgicos y de medicina estética.

Obtener una disminución temporaria en la contracción de los músculos de la mímica facial. Se pretende con ello, borrar las arrugas hiperdinámicas a través del descanso a nivel de la piel. Asimismo, presenta como ventaja la regulación de las glándulas sebáceas, la piel adquiere un aspecto aterciopelado en las zonas de su aplicación. A nivel axilar, palmar o plantar su objetivo es la disminución de la sudoración en pacientes con hiperhidrosis (sudoración excesiva).

  • Arrugas frontales, del entrecejo, patas de gallo. La aplicación en el contorno del ojo y la frente genera una elevación de la ceja, que da un aspecto de ojo descansado y resta pesadez a los párpados.
  • A nivel de la nariz ¨bunny wrinkles¨ o arrugas de conejito, en el cuello para disminuir las cuerdas verticales del músculo platisma y redefinir el contorno mandibular.
  • A nivel del labio superior puede ser usada para corregir la exposición de la encía en la sonrisa gingival y en el mentón para corregir las depresiones o “empedrado” del mismo.
  • A nivel de axila, palmas y plantas para tratamiento de la hiperhidrosis.

Consultorio

15 minutos aproximadamente.

Se procede a la marcación de las zonas a tratar, y se le pide al paciente que realice el gesto que genera la arruga. Se aplica la toxina mediante punción en cada sitio utilizando para esto una aguja extremadamente fina.

El reintegro a la vida social y laboral es inmediato. Se debe tener la precaución de no realizar masajes en la zona de aplicación, ni ejercicio físico en las 4-6 horas siguientes. Ocasionalmente puede producirse algún pequeño hematoma, disimulable con maquillaje. El procedimiento es muy bien tolerado, no requiriendo analgésicos post aplicación.

Es variable. Si bien depende de cada paciente, así como de la dosis administrada, la duración habitual de sus efectos es de 4 a 5 meses.

Rellenos faciales con ácido hialurónico

A medida que envejecemos la cara pierde volumen. Este cambio se debe a una transformación que se da en diferentes niveles: piel, grasa subcutánea, músculos y a nivel óseo. Este volumen puede ser restituido por ácido hialurónico, el cual además de permitir reponer el ácido perdido, se puede utilizar para remodelar formas y contornos faciales además de corregir arrugas cutáneas.

La inyección de ácido hialurónico genera otros beneficios: atrae agua e induce la producción local de colágeno, que favorece la hidratación de la piel y retrasa el envejecimiento. Puede usarse en forma aislada o como complemento de la cirugía facial u otros procedimientos. Es de suma importancia que el cirujano le informe el producto y marca comercial que utilizará para este procedimiento.

Recuperar el volumen perdido, corregir las arrugas de la piel y suavizar los surcos. Permite además el embellecimiento de diferentes zonas de la cara.

Labios: Definir y aumentar el volumen de los labios, mejorar contornos poco definidos, suavizar surcos y arrugas peribucales, elevar las comisuras, mejorar la hidratación y la turgencia sin aumentos de volumen.

Arrugas de la piel y cicatrices: Rellenar y corregir arrugas y cicatrices de cara. Aplicable también en cicatrices con otras localizaciones, como depresiones de acné, etc.

Ojeras y párpados: Disimular y corregir ojeras, párpados excavados, corrección de arrugas laterales de los párpados.

Arquitectura facial: Se puede lograr una armonización y embellecimiento facial mediante el relleno de pómulos, mentón, reborde mandubular y cejas. Con esta técnica se mejora el contorno de toda la cara, se devuelve el volumen perdido con el envejecimiento, o se corrigen defectos constitucionales del paciente.

Rinomodelación: Corregir o disimular gibas nasales o defectos de la punta nasal.

Consultorio

Tópica con crema anestésica o inyección local de anestésicos.

20-30 minutos aproximadamente, da acuerdo a las zonas a tratar.

El ácido hialurónico viene precargado en jeringas desde el laboratorio. La inyección se realiza directamente en el área a tratar mediante aguja, o con una microcánula roma muy fina.

Es frecuente luego de la aplicación la aparición de equímosis y edema, pero leves. El frío local habitualmente ayuda a controlar estos efectos. Si están presentes generalmente mejoran en 12-48 horas. La mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades inmediatamente.

El ácido hialurónico es reabsorbible y desaparece luego de algún tiempo, en general 12 a 24 meses, según el tipo de densidad utilizada y el área tratada.

Mesoterapia

La Mesoterapia o Intradermoterapia consiste en una inyección de medicamentos a nivel superficial en la dermis o capa media de la piel (2 a 4 mm de profundidad). Es un tratamiento poco invasivo y seguro ya que se aplican pequeñas dosis en áreas localizadas: facial, capilar y corporal. Dependiendo del objetivo del tratamiento, se combinan distintas sustancias: vitaminas, aminoácidos esenciales, antioxidantes, oligoelementos, sustancias re-estructurantes, lipolíticas, tensoras, despigmentantes, vasodilatadoras, etc. Incluso puede aplicarse plasma rico en plaquetas. Apto para cualquier época del año.

Prevención o retraso del envejecimiento a nivel facial. Se produce una mejoría de la hidratación y calidad de la piel, produciendo un efecto regenerativo y mejorando la circulación. También se utiliza para el tratamiento de la flacidez, alopecia (caída del cabello), adiposidad localizada y celulitis entre otros.

Consultorio

No es un procedimiento doloroso ya que las agujas utilizadas son muy finas y la inyección es superficial.

Depende del área a tratar, 20-30 minutos aproximadamente.

Las inyecciones pueden realizarse de forma manual o con una pistola automática.

Inmediata. A nivel facial ya se ve mejoría desde la primera sesión

Dependiendo de cada paciente y el área a tratar, pueden ser necesarias de 6 a 10 sesiones, comenzando por una aplicación semanal y luego una sesión cada 15-30 días. Los efectos se mantendrán a largo plazo si se continúa con sesiones de mantenimiento.

Peeling

La palabra peeling deriva del inglés peel o pelar. A través de este tratamiento se busca remover las capas superficiales de la piel (exfoliación) lo cual produce su regeneración, logrando una nueva capa de piel sana, suave, homogénea y luminosa. Además, se nivela la secreción de grasa de la piel.

Si bien este procedimiento se realiza generalmente a nivel facial, puede también realizarse en cualquier parte del cuerpo, cuello, manos, espalda, etc.

El peeling puede ser químico, físico (láser) o mecánico. El químico utiliza distintos tipos de ácidos (glicólico, mandélico, retinoico, tricloroacetico, etc) de acuerdo a cada caso. El mecánico también conocido como microdermoabrasión o dermoabrasión, es un tratamiento que se aplica con fresas de diamante los cuales exfolian la piel y dan un efecto fresco y rejuvenecido. Pueden realizarse de forma aislada o combinada de acuerdo a las necesidades y objetivos establecidos por médico y paciente.

Se recomienda realizar este tratamiento en otoño e invierno. Es importante evitar la exposición solar durante el tratamiento y siempre utilizar protección con pantalla solar. No se aconseja este tipo de tratamiento para pacientes con piel oscura ya que pueden generar manchas.

Estimular el rejuvenecimiento de la piel mejorando imperfecciones, uniformizando el tono y textura. Mejorar las arrugas superficiales, cerrar los poros, eliminación o atenuación de manchas, mejoría de cicatrices y acné.

Consultorio

No requiere

30 minutos aproximadamente.

Variable de acuerdo a los objetivos de cada paciente.

Dependiendo de la profundidad, la recuperación puede ser inmediata o no. Durante el tratamiento pueden existir grados variables de descamación y enrojecimiento. Los resultados se ven desde la primer sesión. Se observa una mejoría de la piel en cuanto a luminosidad, textura y suavidad. La duración del tratamiento de las manchas es variable de acuerdo a cada caso.

Aumento mamario con implantes

La cirugía de mamas mediante la colocación de implantes de silicona es la técnica más utilizada para lograr un aumento de volumen. Es un procedimiento seguro y fiable en manos experimentadas.

En general se busca un resultado natural y acorde a la anatomía del paciente, aunque también es posible obtener un resultado más llamativo sobre la silueta.

Existen otros métodos de aumento mamario como lo es el Lipofilling. Este procedimiento consiste en realizar una serie de sesiones de inyección de grasa en la mama, que se extrae desde otra zona del cuerpo mediante Lipoaspiración.

Aumentar el tamaño mamario, corregir deformidades del contorno, asimetrías, malformaciones. También se practica en casos de reconstrucción mamaria.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

General

90 minutos aproximadamente

Varía de acuerdo a cada paciente y los objetivos planteados tanto el plano de colocación de la prótesis (submuscular, subfascial, retroglandular, dual plane), como la vía de abordaje (submamario, periareolar). Puede asociarse a pexia o levantamiento mamario si corresponde.

Gel cohesivo de silicona. Existen prótesis de distintas formas y tamaños, que se adecuarán a los objetivos de cada paciente.

Se recomienda reposo laboral por 4 a 7 días y se retoman progresivamente las actividades. Alta completa al mes generalmente.

Reducción mamaria

La hipertrofia mamaria es la condición en la cual las mamas tienen un volumen excesivo para la complexión global de la mujer. Puede ser un rasgo hereditario o aparecer durante la pubertad, la menopausia o por el sobrepeso. No solo genera problemas psicológicos en detrimento de la autoestima, sino también problemas funcionales como dolores cervicales, alteraciones de la postura, dificultad para realizar deportes, para llevar algunas prendas o problemas de la piel en el surco submamario.

Generalmente se acompaña de flacidez de la mama y de ptosis, que es la caída del tejido mamario, lo cual genera que la areola y pezón también estén descendidos.

Reducción del volumen global de la mama, reposicionamiento del tejido dando una forma más cónica y juvenil, reposicionando la areola y pezón a una altura acorde a la nueva posición y tamaño de la mama.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

General

2 a 3 horas aproximadamente

El procedimiento podrá variar de acuerdo al tipo de paciente, al tamaño previo de la mama y el tamaño final deseado. Todas las técnicas implican la resección de piel lo cual lleva a la presencia de cicatrices en las mamas. Estas cicatrices mejoran con el pasar de los meses y son muy bien toleradas por las pacientes. Al mover el pezón hacia arriba, siempre quedará una cicatriz alrededor de la areola. En algunos casos, este procedimiento es suficiente para lograr los resultados deseados. Sin embargo, también suele ser necesario eliminar una cierta cantidad de piel de la parte inferior de la mama. Esto crea una cicatriz vertical desde la areola hasta el surco submamario. En los casos más severos podrá ser necesario dejar otra cicatriz horizontal en este surco, quedando una cicatriz en T invertida.

Se recomienda reposo laboral por 4 a 7 días y se retoman progresivamente las actividades. Alta completa al mes generalmente.

Levantamiento o pexia mamaria

La ptosis mamaria es la condición que determina la caída del tejido mamario y que aparece como resultado del adelgazamiento, de los embarazos (principalmente por los efectos de la lactancia), o por cambios propios del envejecimiento.

En general se produce por una flacidez cutánea, sumado a una pérdida de volumen, que generan el aspecto de mamas caídas, poco turgentes, con el polo superior vacío y el polo inferior que cae por debajo del surco submamario. Esto se acompaña de un descenso de la aréola y pezón.

Elevar las mamas mejorando el contorno y la turgencia, dando una forma más cónica y juvenil. Elevar la aréola y pezón.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

General.

2 horas aproximadamente.

Varía de acuerdo a cada tipo de paciente, a la severidad del caso y el tamaño final deseado. En algunos casos puede asociarse a la colocación de implantes, para generar un aumento de volumen de toda la mama y fundamentalmente para rellenar el polo superior vacío. El levantamiento de las mamas, requiere en general la resección de la piel redundante. El procedimiento lleva a la presencia de cicatrices, las cuales tienen mejoría con el pasar de los meses y son bien toleradas por las pacientes.

Se recomienda reposo laboral por 3 a 7 días y se retoman progresivamente las actividades. Alta completa al mes generalmente.

Ginecomastia

En el hombre adulto, la glándula mamaria no es palpable en condiciones normales. La ginecomastia es el desarrollo de las mamas en el organismo masculino, lo que provoca en muchas ocasiones molestias y disconformidad en los pacientes.

La ginecomastia puede ser unilateral o bilateral, simétrica o asimétrica. La areola y pezón también pueden presentar alteraciones en el diámetro. Aparece ante desequilibrios hormonales, por el consumo de algunos medicamentos y sobrepeso, entre otros factores. La pseudo-ginecomastia corresponde a una acumulación de tejido graso en la región mamaria, sin aumento de la glándula y es mucho más frecuente.

Como parte de la valoración preoperatoria se puede utilizar una ecografía simple, para distinguir entre ambas formas de ginecomastia, y también puede requerir la consulta con un endocrinólogo.

Eliminar el tejido graso y/o glandular del torso, logrando un contorno pectoral de aspecto masculino.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

Dependiendo de la severidad del caso y de las características del paciente podrá ser anestesia local, anestesia local con sedación a cargo de anestesista o anestesia general.

1 – 2 horas aproximadamente

En casos leves, de menor tamaño, con predominio de tejido graso, puede ser suficiente la lipoaspiración aislada, mediante pequeñas incisiones. Para casos más severos, con mayor tejido glandular, el mismo se extrae mediante cirugía a través de una pequeña incisión en el borde inferior de la areola (adenectomía), que suele dejar una cicatriz de muy buena calidad, pudiendo asociarse la lipoaspiración. En los casos más severos, una vez resecado el volumen mamario aumentado, quedará piel redundante. Este sobrante de piel solo podrá ser eliminado dejando cicatrices más largas y por tanto más notorias.

Es importante el uso de faja elástica para compresión externa durante las primeras semanas. Se recomienda reposo laboral por 4 a 7 días y se retoman progresivamente las actividades. Alta completa al mes generalmente.

Reconstrucción mamaria

La reconstrucción mamaria es el proceso mediante el cual se busca restaurar el volumen, la forma y la simetría de la mama, que ha sido sometida a alguna cirugía para el tratamiento del cáncer u otras enfermedades, ya sea una cirugía conservadora o una mastectomía.

Todo el proceso será planeado en forma integral por el equipo interdisciplinario de médicos y técnicos que conduce el tratamiento de la enfermedad de la paciente. El equipo definirá las diferentes etapas del tratamiento que incluirá las cirugías oncológicas, las cirugías reconstructivas y las terapias adyuvantes, acompañando las etapas con el apoyo psicológico necesario en cada caso.

La reconstrucción puede llevarse a cabo en el mismo momento que se realiza la mastectomía (reconstrucción mamaria inmediata) o puede realizarse en una segunda operación (reconstrucción mamaria diferida), lo cual será acordado entre el equipo médico tratante y la paciente. En general se requiere más de una cirugía para lograr el resultado definitivo, y en algunos casos puede realizarse algún tipo de corrección en la otra mama para lograr simetría deseada.

Existen varias formas de reconstruir una mama:

  • con implantes de silicona,
  • mediante el empleo de tejidos de otra parte del cuerpo,
  • o la combinación de ambos.

 

Esto dependerá de muchos factores: el terreno médico de la paciente, el estadio de su enfermedad, los tratamientos adyuvantes que eventualmente se asocien (radioterapia, quimioterapia), el estado local de los tejidos, la forma y el tamaño de la mama contralateral, los deseos de la paciente, la experiencia del cirujano.

Es un método muy utilizado y consiste en colocar una prótesis de silicona por debajo de la piel que deja la mastectomía. Su ventaja es que no es una cirugía compleja, tiene una recuperación relativamente rápida, y en general no se agregan nuevas cicatrices.

Cuando el tejido no es suficiente para colocar el implante directamente, se recurre a la reconstrucción mamaria en dos tiempos. En la primera cirugía, que en general corresponde a la cirugía de mastectomía, se coloca un expansor mamario. Éste es un implante siliconado vacío con una válvula que permite ir llenándolo gradualmente con suero fisiológico, con el correr de las semanas, hasta lograr el espacio necesario para colocar la prótesis de silicona. Finalmente se reemplaza en una segunda intervención, el expansor por el implante definitivo.

Otra posibilidad es la reconstrucción mamaria con tejidos de otra parte del cuerpo, que denominamos colgajos. Éstas son cirugías más complejas, con un tiempo postoperatorio más prolongado, una recuperación más larga, y con la adición de nuevas cicatrices. Tienen la ventaja de que no agrega las eventuales complicaciones del implante, como la contractura capsular, entre otras; y que logra resultados muy naturales que acompañan armónicamente el pasar del tiempo con el resto del cuerpo. Los colgajos pueden usarse como técnica única, aportando el relleno y la cobertura deseada para la reconstrucción, pero también pueden usarse asociados a los implantes mamarios. En este caso el colgajo es el que aporta la cobertura al implante, e implante es el que aporta el volumen deseado.

El lipofilling o injerto graso consiste en una o varias sesiones de inyección de grasa en la mama, la cual se toma de otra zona del cuerpo mediante lipoaspiración. Esta técnica puede utilizarse como procedimiento aislado o asociado a las demás técnicas de reconstrucción.

El complejo areola-pezón casi siempre es el último paso de la reconstrucción. Las técnicas quirúrgicas disponibles incluyen también la elevación de los tejidos locales o mediante el injerto de tejidos de otras áreas del cuerpo. Otra opción son los tatuajes, que pueden simular no sólo la coloración del complejo, sino incluso su tridimensionalidad.

Cuando la cirugía del tumor de mama implica una resección limitada, conservando mama sana, pueden asociarse técnicas quirúrgicas que se usan en cirugía estética (pexia, reducción, aumento con implantes) para optimizar el cierre de la mama y evitar deformidades.

Lifting facial

Existen tres procesos íntimamente relacionados causantes del envejecimiento facial: los cambios en la apariencia y estructura de la piel, la pérdida del volumen y la disminución de la tensión con caída de los tejidos. Se desdibujan los contornos faciales, perdiéndose el límite entre las mejillas y el cuello.

A ello se le suma la acción repetitiva de los músculos de la mímica, que generan y profundizan los surcos y arrugas, sumado a factores externos como la exposición al sol que tienen un efecto nocivo en la piel. El adelgazamiento puede también ser causa de las alteraciones mencionadas.

El lifting facial es el conjunto de técnicas quirúrgicas que disponemos para reposicionar los tejidos descendidos, y eliminar el exceso de piel, para devolverle a la cara la lozanía y juventud perdidas. Buscamos resultados naturales y duraderos, con cicatrices poco visibles y recuperación lo antes posible.

Puede realizarse en forma aislada, o asociarse a procedimientos como la lipoaspiración del cuello, tratamiento de los párpados y de cejas, lifting de labios, corrección del lóbulo auricular y lipofilling o rellenos con ácido hialurónico.

Reposicionar y tensar los tejidos descendidos, eliminar el exceso de piel, devolviendo el volumen tridimensional de la cara y recuperando la definición, con un aspecto más descansado y juvenil.

Cirugía del día, ambulatoria.

Block quirúrgico

Local con sedación, a cargo de anestesista o anestesia general.

Aproximadamente 3 a 4 horas, pero es muy variable, dependiendo de las estructuras a tratar y la asociación o no de procedimientos complementarios.

Se levanta el sector lateral de la piel de la cara, se tensan los músculos y el sistema de ligamentos que sostienen los tejidos fijándolos en correcta posición. Luego se reseca el exceso de piel. Las cicatrices se emplazan fundamentalmente por delante y detrás de oreja para que queden disimuladas, y su extensión es variable en cada caso.

El tiempo de resolución de hematomas y la tumefacción es muy variable y depende de cada paciente, pero generalmente en 15 días es posible reintegrarse a la vida laboral y social.

Blefaroplastia

El envejecimiento de los párpados genera una serie de cambios que incluyen la flacidez de los tejidos, el exceso de piel y la protrusión de las bolsas. También aparece una profundización de los surcos alrededor de los párpados, haciéndose más notorio el esqueleto que rodea los mismos. A esto se le suma muchas veces una caída de las cejas, que contribuye al aspecto de cansancio en la mirada.

También pueden aparecer cambios que afecten la visión, como cuando la piel del párpado superior cae cubriendo las pestañas y parte del campo visual, o la elongación del párpado superior configurando una ptosis palpebral.

Existen también alteraciones palpebrales congénitas o constitucionales, propias de rasgos hereditarios. Hay pacientes que presentan bolsas prominentes o surcos muy marcados desde la juventud, entre otras alteraciones.

La blefaroplastia incluye un conjunto de técnicas quirúrgicas destinadas a corregir estos cambios, según las necesidades y las expectativas de cada paciente, dando un aspecto más juvenil a los ojos, despejando la mirada.

Ambulatoria

Block quirúrgico

Local o local con sedación a cargo de anestesista. Es más raro que requiera anestesia general cuando se realiza como procedimiento aislado.

30 a 60 minutos aproximadamente.

En este procedimiento, el exceso de piel, músculo y grasa pueden ser removidos o reposicionados en los párpados superiores e inferior

La resección de piel implica la presencia posterior de cicatrices, que en general tienen una excelente calidad y quedan muy disimuladas. El tratamiento de las bolsas y surcos puede ser por un abordaje en la conjuntiva, que no deja cicatriz visible en la piel (abordaje transconjuntival) o también por medio de punciones en el caso de los rellenos. Durante la cirugía también se pueden corregir alteraciones funcionales o asociarse procedimientos complementarios como la pexia (elevación) de cejas.

El tiempo de resolución de la tumefacción y los hematomas es variable y depende de cada paciente, pero generalmente en 7-10 días es posible reintegrarse a la vida laboral y social.

Pexia de cejas

Con el envejecimiento, el descenso de la ceja, principalmente en su sector externo, produce un abultamiento y pesadez del párpado superior sobre la comisura externa del ojo, que cae sobre las pestañas.

La pexia o lifting de cejas es el procedimiento quirúrgico que permite colocar las cejas en su posición correcta, sobre el reborde superior de la órbita. Es un procedimiento que habitualmente se combina con la cirugía del párpado superior (blefaroplastia) y/o el lifting facial.

Reposicionar la ceja, contribuyendo a despejar el ojo, restando pesadez al párpado superior y generando un aspecto de mirada descansada.

Ambulatoria

Block quirúrgico

Local o local con sedación a cargo de anestesista. Es más raro que requiera anestesia general cuando se realiza como procedimiento aislado.

Variable de acuerdo a la técnica. 

Existen múltiples técnicas quirúrgicas para elevar las cejas. A modo de ejemplo:

  • Uso de puntos de sutura tractores hacia la parte superior de la frente.
  • Uso de puntos de sutura de suspensión a través del mismo abordaje que se usa para la cirugía del párpado superior (blefaroplastia).
  • Resecciones de piel próximas a la implantación del pelo en la frente (técnica del Tucán)

El tiempo de resolución de la tumefacción y los hematomas es muy variable y depende de cada paciente, pero generalmente en 10 días es posible reintegrarse a la vida laboral y social.

Rinoplastia

La rinoplastia es la corrección estética de la forma externa de la nariz. 

No es un procedimiento estereotipado sino un procedimiento “a medida” de cada paciente, que busca un equilibrio personalizado. La planificación preoperatoria es fundamental, considerando las expectativas del paciente, con el objetivo de crear proporciones armónicas entre las distintas subunidades de la nariz, pero también con la forma general y estructura de toda la cara. En este sentido, es importante el análisis de todo el perfil en conjunto, y de ser necesario, cuando el mentón está retruido, puede asociarse a procedimientos de aumento de mentón, para lograr un perfil más equilibrado (“perfiloplastia”). 

En la valoración previa, se incluye el examen de la función respiratoria (ventilación) ya que pueden existir alteraciones anatómicas o funcionales previas que impidan el adecuado pasaje de aire. Esto debe ser evaluado exhaustivamente, incluyendo estudios de imagen, y muchas veces el trastorno se puede corregir durante el mismo procedimiento.

Reposicionar, resecar o agregar tejidos de la nariz, para lograr la forma deseada, en armonía con el resto de la cara. 

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

Habitualmente se realiza con anestesia general. En casos seleccionados puede realizarse con anestesia local con sedación, a cargo de anestesista.

Aproximadamente 2 horas

El procedimiento comienza con el abordaje, haciendo incisiones dentro de ambas narinas (“técnica cerrada”). Estas incisiones pueden conectarse a través de una pequeña incisión que atraviesa la piel del tabique o columela («técnica abierta»), quedando una pequeña cicatriz que habitualmente es notoria durante un tiempo.

Luego se separa la piel de las estructuras profundas y se realizan los cambios necesarios en los huesos y cartílagos nasales. En la mayoría de los casos se busca reducir el tamaño, como ser la reducción de un dorso pronunciado (giba), afinamiento de una implantación ancha, reducción del largo total de la nariz, afinamiento de una punta globulosa. Pero también puede ser necesario agregar tejido (cartílago, hueso) cuando se busca un aumento del tamaño de la nariz o una estructura más robusta.

El postoperatorio en general es molesto pero muy tolerable. Los primeros días se caracterizan por tumefacción (edema) en la nariz y zonas adyacentes como los párpados. Pueden aparecer hematomas. Generalmente se coloca una férula de yeso en el dorso de la nariz, que se retira a los 7-10 días, y a veces se deja un mechado nasal suave por 3 a 5 días (pequeñas gasas en las narinas).  El tiempo de resolución de hematomas y la tumefacción es muy variable y depende de cada paciente, pero generalmente en 10 días es posible reintegrarse a la vida laboral y social.

Si bien a los 20-30 días puede apreciarse el resultado bastante aproximado al final, el edema termina de resolverse meses después de la cirugía. Los resultados finales de una rinoplastia sólo pueden evaluarse verdaderamente después de 4 a 6 meses.

Cirugía postbariátrica

La obesidad se ha convertido en una condición epidémica, lo que ha llevado al aumento de las cirugías para control de la misma. Tras un proceso de cirugía bariátrica, en muchos pacientes se produce un exceso de piel en diversas partes del cuerpo, producto del gran adelgazamiento experimentado. Esto conlleva muchos problemas tanto físicos como psicológicos. La cirugía postbariátrica se encarga de resecar y reposicionar estos tejidos excedentes mediante resección de piel en exceso y/o lipoaspiración. Dependiendo del caso es habitual que conlleve varios tiempos quirúrgicos.

Eliminar la piel excedente que se presente en algunas zonas como, por ejemplo: abdomen, brazos, mamas, muslos, dorso y cara. 

Ambulatoria o con ingreso dependiendo del caso individual.

Block quirúrgico

Variable, generalmente 3 o 4 horas

Pacientes con exceso de piel que hayan estabilizado su peso mas allá de 6 meses, que se encuentren con buenas condiciones del medio interno, no fumadores.

La misma dependerá de la zona tratada pero la misma surgirá de combinación entre resección, reposición de tejidos y lipoaspiración.

Será variable de acuerdo a la zona tratada y al volumen resecado. En general el paciente podrá volver a trabajar transcurridos entre diez a quince días. Las actividades que requieran un mayor esfuerzo podrán retomarse luego de cuatro semanas.

Plastia de abdomen

Las alteraciones del contorno abdominal aparecen por fluctuaciones del peso corporal, fundamentalmente luego de periodos de sobrepeso, pero también después del adelgazamiento, luego de los embarazos, o por cambios propios del envejecimiento.

Estos cambios se dan a nivel de la piel y de la grasa subcutánea. La piel puede estar redundante, flácida y con estrías. La grasa abdominal puede ser excesiva e incluso colgar por delante del pubis constituyendo un delantal. También puede asociarse una debilidad de la pared muscular, con separación de los músculos rectos (diastasis) e incluso hernias.

La remodelación del contorno abdominal abarca un conjunto de técnicas quirúrgicas que se usan en forma independiente o combinadas para lograr un abdomen más plano, sin exceso dermograso, e incluso muchas veces puede lograrse un resultado con un aspecto más atlético, definiendo los relieves musculares.

Eliminar el exceso de piel y grasa abdominal, eliminación de piel dañada por estrías, reposicionar los músculos rectos abdominales y tensarlos en la línea media, definir la cintura. Puede asociarse a remodelación del pubis.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico.

General en caso de la dermolipectomía clásica, pudiéndose realizar bajo anestesia local, o local con sedación, si se trata de mini-dermolipectomía.

Variable de acuerdo a cada caso, generalmente entre 1 a 3 horas.

Cuando el exceso cutáneo no es muy importante se utiliza una técnica que se denomina mini-dermolopectomía. Ésta implica la resección de la piel excedente que está debajo del ombligo, dejando una cicatriz similar a la que deja la cesárea, eliminando la misma si está presente.  Cuando el exceso de piel es más importante, puede estar indicada una dermolipectomía completa, que implica una cicatriz baja más larga u un reposicionamiento del ombligo. En cualquiera de los casos puede asociarse la lipoaspiración del abdomen o de las zonas adyacentes para lograr un mejor contorno, lo cual debe ser evaluado en conjunto con el paciente. Cuando la pared abdominal muscular presenta una debilidad global y una separación de los músculos rectos en la línea media, esto puede corregirse durante la cirugía.

El paciente podrá reintegrarse a la vida laboral transcurridos 4 a 15 días dependiendo de la cirugía realizada. El alta completa generalmente es a los 30 días, excepto en los casos de tratamiento muscular, cuando deben evitarse algunos ejercicios físicos por más tiempo. Es importante el uso de faja elástica para compresión externa durante las primeras semanas. La recuperación se acompañará de 1 o 2 sesiones semanales de ultrasonido local que se realiza en el consultorio, para reducir el edema y acortar la resolución de los hematomas, aportando confort al paciente. Además se recomienda asociar masajes de drenaje linfático en la evolución para potenciar el resultado.

Plastia o Lifting de brazos

El adelgazamiento y el envejecimiento sumado a la acción de la gravedad produce un exceso de piel (flaccidez) en los brazos. Además muchas veces existe un exceso de grasa localizada (adiposidad localizada) a este nivel.

La braquioplastia o lifting de brazos elimina el exceso de piel y grasa mejorando el contorno y la forma, remodelando los brazos.

Ccirugía ambulatoria a realizarse en block quirúrgico.

Dependiendo de cada caso puede ser local, local potenciada o general.

2-4 horas según el caso

Las incisiones (y cicatrices posteriores) se emplazan de modo que queden ocultas a nivel de la cara interna del brazo. Cuanto mayor sea el exceso cutáneo mayor será la longitud de la incisión pudiendo ser en los casos más severos desde la axila hasta el codo. Cuando hay adiposidad localizada se requiere de lipoaspiración complementaria.

Se deberá utilizar faja durante 1 mes. No podrá realizar ejercicio ni esfuerzos por 1 mes.

Plastia o Lifting de muslos

Como consecuencia del adelgazamiento y con el envejecimiento se produce un exceso de piel (flacidez) en los muslos, fundamentalmente a nivel de la cara interna. En ocasiones existe además exceso de grasa o adiposidad localizada a este nivel. Este exceso de tejido puede determinar incomodidades e incluso lesiones a nivel de la piel por el roce constante de ambos muslos al caminar o al hacer deportes.

El objetivo de la cirugía de muslos es devolver el contorno y armonía de la región, eliminando el exceso de piel y grasa.

Block quirúrgico

Dependiendo de cada caso puede ser local, local con sedación a cargo de anestesista o general.

1 – 2 horas aproximadamente

Para resecar el tejido excedente, las incisiones (y cicatrices posteriores) se emplazan en zonas ocultas a nivel del pliegue inguinal, pudiendo requerirse su extensión longitudinal bajando por la cara interna del muslo. Cuando hay adiposidad localizada puede complementarse con lipoaspiración.

Se recomienda reposo laboral por 4 a 7 días y se retoman progresivamente las actividades. Alta completa al mes generalmente. Es importante el uso de faja elástica para compresión externa durante las primeras semanas.

Lipoaspiración

La lipoaspiración es la cirugía que permite la remoción del tejido graso en exceso. Es fundamental comprender que no se trata de un procedimiento de adelgazamiento, ni para tratar la obesidad y que no sustituye una adecuada dieta y ejercicio. Mediante el uso de cánulas y la asistencia de vacío, permite extraer la grasa subcutánea a través de pequeñas incisiones en la piel.

Reduce y remodela áreas específicas al eliminar el exceso de grasa, lo que permite mejorar el contorno y las proporciones corporales.

Alcance de la técnica: cuello, abdomen, caderas, glúteos, espalda, brazos, tórax masculino, muslos, rodillas y piernas.

Pacientes con adiposidad localizada rebelde a la dieta y/o ejercicio, con poca o escasa flacidez cutánea.

Ambulatoria, cirugía del día.

Block quirúrgico

Local, local con sedación o general, dependiendo de la extensión planeada o de la asociación con otras cirugías.

Es variable de acuerdo al volumen y números de áreas. Generalmente no más de 2 horas.

Generalmente usamos la técnica tumescente. En esta se utiliza una solución para infiltrar (en la zona que luego vamos a aspirar) lo cual facilitará la extracción de la grasa, disminuyendo los hematomas y la tumefacción que pueden aparecen tras la intervención.

Se recomienda reposo laboral por 3 a 7 y las actividades que requieran un mayor esfuerzo podrán retomarse tras pasar de dos a cuatro semanas. La tumefacción (edema) y los hematomas retroceden en forma importante en 3 semanas, aunque puede persistir edema por meses, generalmente leve. Es importante el uso de faja elástica para compresión externa durante las primeras semanas. La recuperación se acompañará de 1 o 2 sesiones semanales de ultrasonido local que se realiza en el consultorio, para reducir el edema y acortar la resolución de los hematomas, aportando confort al paciente. Además se recomienda asociar masajes de drenaje linfático para potenciar el resultado.